martes, 6 de julio de 2010

ORDENAN A NUEVO SACERDOTE EN QUICHE



La iglesia católica de Quiché estuvo de fiesta esta semana por la ordenación sacerdotal de Bernardino Grave Mejía, originario del municipio de Canillá; la celebración se llevó a cabo en el municipio de Nebaj, lugar donde ofrecerá sus servicios pastorales.
 
El acto de ordenación fue presidido por el Obispo de Quiché, Mari Alberto Molina Palma, quien felicitó al nuevo sacerdote y lo animó a trabajar por este municipio; además se contó con la presencia de casi todos los sacerdotes de las demás parroquias de la diócesis y de personeros del seminario donde cursó sus estudios, en el vecino país de México.

En el nombramiento leído durante la ordenación, el nuevo religioso fue designado para ejercer su ministerio sacerdotal en el municipio de Nebaj y fue animado a ser un buen pastor, a dedicarse al servir al pueblo y a fomentar el amor solidario y la unión entre las comunidades.

Cientos de feligreses, tanto de Nebaj como de su tierra natal, Canillá, felicitaron a Grave al culminar la celebración, especialmente porque su formación tuvo una serie de dificultades, ya que al querer ingresar al seminario de Guatemala no fue aceptado, porque no llenaba todos los requisitos académicos; fue así como logró por obtener una beca en México, donde al final culminó su deseo de ser sacerdote.

El nuevo sacerdote pidió el apoyo de todo el pueblo católico y sus oraciones, al iniciar su servicio sacerdotal; al concluir la eucaristía se dirigió a su natal Canillá, para celebrar su primera misa.

0 Comentarios:

Publicar un comentario