jueves, 20 de octubre de 2011

DAÑOS EN AGUACATÁN POR LLUVIA

AGUACATÁN, HUEHUETENANGO.- Casas destruidas, derrumbes, perdidas en cultivos, terrenos inundados, es el panorama que se vive en algunos sectores del municipio de Aguacatán por las copiosas lluvias registradas al paso de la tormenta tropical 12-E que ha hecho estragos en el territorio nacional de Guatemala.
El caserío Agua Blanca I, Patzalán, Aguacatán,  es uno de los lugares más afecta con varias familias evacuadas por agrietamiento e inundación de viviendas.
“Como autoridades locales nos vimos en la necesidad de evacuar a tres familias que peligraban por el hundimiento y agrietamiento de sus casas” nos indico la Señora Reina Raymundo Agustín, alcaldesa auxiliar del lugar.
Una casa que mostro agrietamiento, pertenece a la señora María García cuya pertenencia fueron llevadas en la casa de familiares con el apoyo de los comunitarios, también por el peligro de hundimientos del terreno
Otra casa, propiedad del señor Gaspar Solís y una iglesia evangélica quedaron seriamente dañadas porque se encontraban a orillas del rio, donde los ocupantes también fueron evacuadas.
“La escuela de nuestra comunidad es otra infraestructura que se ve amenazado por el rio y también el puente que comunica al sector Tu Mun con la cabecera municipal, el rio lo arrastro”, nos indicaba la Señora Lucila Castro Raymundo, miembro del Concejo Comunitario de Desarrollo COCODE de Agua Blanca.
Haciendo un recorrido por la cinta asfáltica 7W que comunica al municipio de Aguacatán con la cabecera departamental de Huehuetenango, pudimos observar dificultades en el paso vehicular, en el tramo conocido como “El Derrumbe”, donde los deslizamientos fueron constantes causando horas de espera para los automovilistas y susto para muchos que quedaban varados en el lodo; mientras que las maquinarias de COVIAL retiraban toneladas de escombros en el lugar.
Acudimos a la municipalidad para solicitar información sobre daños, pero la sorpresa fue que las autoridades ediles nunca realizaron un plan de contingencia desde el inicio de la temporada lluviosa ni ante el llamado de estado de calamidad nacional, no se habilitaron albergues para atender posibles emergencias, argumentando que ninguna comunidad solicitó apoyo para los damnificados.
La agricultura fue otro sector muy afectada, con millonarias pérdidas por la destrucción total de cultivos de tomate, maíz y cebolla; además terrenos arrastrados `por el desborde del rio Bucá.
En otras comunidades solo se reportan daños de consideracion.

0 Comentarios:

Publicar un comentario